lunes, 18 de agosto de 2014

Un buen negocio para los hoteles

Buscando por la red he encontrado varios artículos interesantes sobre bodas y hoteles.
En algunos artículos se nos describe la ocupación hotelera de lujo  "se han convertido en un segmento defensivo ante crisis económicas y temporadas de baja ocupación.". 

Resulta interesante conocer esta faceta económica para los hoteles. Pero no quiero quedarme en lo que dice el propio artículo, sino pensar mas allá de el. ¿Podemos extrapolar esta información a hoteles de media y baja gama?. 

Sin duda una de las principales preocupaciones de las bodas es el lugar del banquete. Después de organizar el evento, buscar los regalitos de boda, vestidos, los propios presupuestos, etc. Todavía tendremos que pensar en el lugar de la celebración. Para ello los hoteles pueden resultar una buena opción.


Ya sea de gama alta o gama baja, la mayor parte de los hoteles estarán relacionados con vuestra boda de una manera u otra. Es verdad que no todos contarán con grandes salones donde poder celebrar los eventos, pero seguro que al menos alguna habitación si que se utiliza, aunque solo sea para el pariente del pueblo que viene a la boda.


Son muchas las reflexiones que pueden salir de pensar la relación de los hoteles y las bodas. La mas importante y la que mayor impresión negativa me causa es que no existe una tarifa especial para bodas, es decir son pocos los hoteles que ofertan unas facilidades a los novios para estos temas de las bodas y los que ofertan, son servicios iguales a los que un salón de celebraciones, siendo en muchos casos hoteles de alto coste.


Yo como siempre pienso en bodas baratas (Hay que vivir en los tiempos que corren, quién tiene para gastar mucho, tendrá pocos problemas que solucionar) se tiene que reconocer que la mayor parte de los hoteles no han sabido aprovechar la oportunidad. 


¿Que mejor para una boda en un hotel con vistas a la playa donde a demás podemos alojar a nuestros invitados?. La modernización no pasa por tener unas infraestructuras mejores (En el caso del hotel tiene las justas para dar cabida a estos eventos), sino por adaptarse a los nuevos tiempos.